Reloj del Sol

Reloj del SolEl Reloj del Sol está situado frente al Museo de las Casas Reales. Se instaló en 1753 y desde entonces permanece inamovible en su posición. Desde allí, junto a los cañones, se tienen unas vistas privilegiadas del Río Ozama.

El reloj funciona con el movimiento de la Tierra. De esta manera, cuando el planeta  cambia de posición, la construcción proyecta una sombra con forma de triángulo isósceles que señala la hora exacta. Además, dispone de los dos horarios diferenciados: el de la mañana y el de la tarde. Están colocados a ambos lados del reloj de sol. A través de esta columna de piedra, los oficiales de la época podían saber la hora en cualquier momento del día.

El lugar donde se encuentra ubicado adoptó el nombre del artilugio. Pronto acabó llamándose plazoleta del Reloj del Sol. Está muy cerca del sitio donde se ejecutaba a los criminales que habían sido condenados a muerte. Existe una réplica de dicho reloj en las Islas Canarias, España.

Esta obra es una de las muestras del esplendor arquitectónico que se vivió durante el gobierno de Francisco Rubio y Peñaranda. No solo buscaba la practicidad sino también la estética de la ciudad. El siglo XVIII fue muy fructífero en ese sentido para Santo Domingo.

El reloj resulta ser uno de los mayores atractivos para los turistas que visitan Santo Domingo. Es uno de los pocos en el mundo que aún se conservan en tan buenas condiciones. Por lo tanto merece la pena acercarse hasta la zona para verlo de cerca.

Los comentarios están cerrados.